Santiago del Estero, Lunes 22
Julio de 2024
X
País

Milei mantuvo un encuentro con el presidente de República Checa en Praga

El presidente Javier Milei se reunió con el primer ministro de República Checa, Petr Fiala, en Praga, en el último día de su gira por Europa.

24/06/2024

El presidente Javier Milei -que el viernes estuvo en Madrid, el sábado en Hamburgo y el domingo en Berlín-, concluyó hoy su maratón europea en la fascinante Praga convirtiéndose en el primer presidente de la Argentina que visita la República Checa. La ocasión es el centenario de las relaciones bilaterales y el objetivo, reforzar el vínculo, marcado por grandes coincidencias políticas, así como lazos económicos, científicos y culturales.

Un presidente de la Argentina nunca había pisado la República Checa, que pasó a ser miembro de la Unión Europea en 2004, pero todavía no es parte de la zona euro (su moneda es la corona checa). Se trata de un país donde, por su dramático pasado bajo el yugo soviético, aún reina un sentimiento anticomunista y antirruso, algo en lo que hay coincidencia absoluta con el mandatario argentino. De ahí, el enorme interés que ha suscitado esta visita oficial, que se da en medio de una situación geopolítica marcada por la preocupación por la invasión a gran escala de la cercana Ucrania de parte del presidente ruso, Vladimir Putin, que en febrero ya entró en su tercer año.

El tema de Ucrania, en el que comparten posiciones en favor de un respaldo firme al presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, estuvo, entre otros, en la agenda de la primera cita institucional de Milei con el primer ministro Petr Fiala, en su residencia de Villa Kramar. “El Presidente Javier Milei mantuvo una reunión con el Primer Ministro de la República Checa, Petr Fiala, en Praga”, se limitó a informar la Oficina del Presidente por el momento.

Con Fiala hay afinidad ideológica: es líder de una coalición de centroderecha y es cercano a la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, que hizo buenas migas con el presidente argentino y que es referente del mismo grupo de derecha conservador (ECR) en el Parlamento europeo. La República Checa ha establecido una iniciativa para el aprovisionamiento de armas a Ucrania; y en el caso de Israel también hay coincidencias porque sostienen el derecho a su autodefensa. De hecho, votaron como la Argentina en la última resolución de la Asamblea General de la ONU sobre el reconocimiento del Estado de Palestina (es decir, en contra).

Milei -que más allá de los 11.8000 kilómetros de distancia, por la mañana se mantuvo pendiente de la realidad argentina, según sus posteos en X y una entrevista radial-, irá hasta la blindada residencia de Villa Kramar de Fiala, ubicada sobre una colina con terraza con vistas al Castillo de Praga, junto a su hermana Karina, secretaria general de la presidencia, el diputado de Pro y titular de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Fernando Iglesias y el embajador argentino en este país, Claudio Rozencwaig. A la reducida comitiva se sumó este lunes el ministro de Defensa, Luis Petri, que, por la mañana, acompañado por Rozencwaig, diplomático de carrera con vasta experiencia, firmó un memorándum de cooperación en defensa junto a su par checa.

Politólogo y profesor universitario de 59 años, Fiala ha hecho viajes a Asia y a África y piensa ir a América Latina, Argentina incluida, en 2025. En la Argentina se estima que hay más de 50.000 descendientes de checos, la segunda más grande diáspora en América después de Estados Unidos.