Santiago del Estero, Martes 16
Julio de 2024
X
Mundo

La Fed dio nuevas señales sobre un posible recorte de las tasas en Estados Unidos

El presidente de la Reserva Federal destacó la caída de la inflación y subrayó que EE.UU. “no tiene ya una economía recalentada”. Expectativa por la tasa de interés para el futuro.

10/07/2024

Estados Unidos “ya no tiene una economía sobrecalentada” con un mercado laboral que se ha enfriado desde los extremos de la era de la pandemia con una “inflación que ha disminuido notablemente” y en gran medida se observa un regreso a donde estaba antes del covid, expuso el titular de la Reserva Federa, Jerome Powell. Lo hizo en su discurso semestral al Congreso que indicaría, aunque sin ninguna confirmación oficial, de que el Banco Central estadounidense se encamina a recortes de las tasas de interés.

“El mercado laboral parece haber vuelto a estar totalmente equilibrado”, remarcó en otro párrafo en el mensaje ante el Comité Bancario del Senado. Fue la primera jornada de una exposición de dos días ante el legislativo. Este miércoles lo hará con el Comité de Servicios Financieros de Diputados.

La Reserva Federal ha logrado “progresos considerables” hacia su objetivo de derrotar el peor pico de inflación en cuatro décadas, explicó, y celebró la como “notable” la disminución de los niveles, pese a que todavía se mantiene por encima del objetivo del 2% del Banco Central.

Desde marzo de 2022 hasta julio de 2023, la Reserva Federal elevó su tasa de interés de referencia 11 veces hasta un máximo en dos décadas del 5,3% para combatir la inflación, que alcanzó un máximo del 9,1% hace dos años. Esos aumentos incrementaron a su vez el costo del endeudamiento de los consumidores al crecer las tasas de las hipotecas, los préstamos para automóviles y las tarjetas de crédito, un dato que explica la frustración de los electores con el actual gobierno de Joe Biden.

Powell defendió la estrategia del organismo. Recortar las tasas de interés “demasiado tarde o demasiado poco podría debilitar indebidamente la actividad económica y el empleo”, afirmó. alimentando las especulación sobre un inminente recorte.

Célebre por su prudencia, Powell aclaró que no quería “enviar ninguna señal sobre el momento de cualquier acción futura” sobre las tasas de interés. Hay mucho en el panorama que puede sobrevolar esos movimientos. En especial las elecciones presidenciales del 5 de noviembre en las cuales el presidente Biden juega su reelección frente al magnate populista Donald Trump.

En el calendario aparecen solo dos reuniones programadas de la Fed antes de la cita con las urnas. Con esa perspectiva los legisladores demócratas interrogaron a Powell sobre los riesgos para el mercado laboral de no recortar las tasas pronto, y los republicanos, sobre el dolor que supondría para los hogares la inflación.

“Cualquier movimiento para bajar las tasas antes del 5 de noviembre sería una mala percepción”, admitió Powell al senador Kevin Cramer, republicano de Dakota del Norte, remarcando la independencia del Banco Central.

Según los analistas Powell hizo ese señalamiento por la insistencia de sectores de la oposición republicana alineados con Trump que sostienen que la entidad debería someterse a una supervisión política más estricta. Incluso asesores del ex presidente han planteado que el nivel de las tasas debería ser atributo de la Casa Blanca, convirtiendo a la Fed en una virtual dependencia del gobierno.

A lo largo de la audiencia, Powell enfatizó la importancia de la independencia de la Fed en la fijación de tasas, así como su propia intención de ceñirse a la toma de decisiones basada en datos.

Analistas citados por Reuters insistieron que la conclusión del mensaje es una posibilidad ciertas de recortes de tatas tan pronto como en setiembre. Christopher Hodge, economista jefe para Estados Unidos de Natixis en Nueva York remarcó en ese sentido que “la Reserva Federal necesita adelantarse a la debilidad del mercado laboral... Parece como si se estuvieran sentando las bases para un giro en septiembre”.

Gregory Daco, economista jefe de la consultora EY, citado por Associated Press fue particularmente crítico y subrayó que “el mayor enfoque de Powell en los riesgos (de desempleo, que citó) es bienvenido, aunque un poco tarde”.

Daco añadió que cree que la Reserva Federal debería recortar su tipo de referencia ya en su reunión de julio. De lo contrario, sugirió, las empresas pronto podrían incrementar los despidos a medida que la economía se desacelere”.