Locales Por teléfono y mails

La mamá del niño que sanó por un milagro dio fuerzas a la familia de Mauro

Laura Carozza es la mamá de Juan Manuel, el nene que con tan sólo 15 meses sufrió la misma intoxicación que Mauro. Su estado era también desesperante y la oración y la intercesión del fallecido Cardenal Eduardo Pironio obró el milagro. Le dio fuerzas y le dijo que también reza por el pequeño Mauro.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
25/10/2014 - De madre a madre, unidas por el mismo sentimiento, por una historia con muchos puntos en común... así charlaron Laura y Berta, la mamá de Mauro, el nene que permanece internado en grave estado en el Cepsi por inhalar purpurina.

La milagrosa curación de Juan Manuel es estudiada por el Vaticano en el proceso de Beatificación del Cardenal Eduardo Pironio (fallecido en 1998), al cual se le adjudica su intercesión.

Cuando el pequeño de 15 meses se intoxicó, sus padres recurrieron a la oración que se encontraba al reverso de una estampa del Cardenal, que recibieron de regalo. El niño mejoró y fue dado de alta sin ninguna secuela a pesar que los médicos les advirtieron que si sobrevivía, presentaría graves daños renales y hepáticas.

Anoche, Laura pudo contactarse con Berta Banegas, la mamá de Mauro, para darle fuerzas y decirle que reza por el pequeño mauro y su familia.

“Mi hijo se curó gracias a Dios...Hoy están estudiando su curación en el Vaticano en la causa por todos los santos. De aprobarse la causa, se beatificará al Cardenal Eduardo Francisco Pironio que fue obispo en nuestra ciudad y luego cardenal” comenta Laura en un mail enviado Raúl Cejas, periodista de Noticiero 7.

“Sé que Berta pidió que recen por Mauro, yo ya lo estoy haciendo, según me dijeron la gracia de este cardenal es la FORTALEZA Y ESPERANZA. Berta, Mauro y toda la familia lo necesita...
El Cardenal Pironio es el menor de 22 hermanos, lo curioso es que su mamá en el primer embarazo casi pierde la vida y los médicos le habían diagnosticado que no podría tener más hijos, ya que era muy riesgoso. La mamá del cardenal le confesó al obispo de Lujan su dolor por no poder tener más hijos. El obispo le respondió: “A veces los médicos se equivocan!!!. Luego tuvo 21 hijos más, del cual el último es el Cardenal Eduardo Francisco Pironio” relató Laura.

“Esta frase me iluminó cuando yo estuve en la terapia con mi hijo. Cuando los médicos me decían que no había esperanzas de vida para Juan Manuel.... Ojalá hoy los médicos también se equivoquen en creer que no hay nada que hacer por Mauro. Ojalá Dios ilumine a estos médicos y a Mauro. Ojalá Dios ilumine a estos médicos y los guíe en sus decisiones”.

La oración dedicada al fallecido Purpurado fue aprobada por la Conferencia Episcopal Argentina y reza así:

Oh Dios, Padre nuestro, que has llamado a tu Siervo Eduardo Francisco Pironio a servir a tu Iglesia como sacerdote y obispo, confortado por la materna solicitud de la Virgen María y lo has hecho alegre anunciador de la esperanza y de la cruz, concédenos que, siguiendo su ejemplo, podamos proclamar y testimoniar nuestra fe con un corazón misericordioso y acogedor y, por su intercesión, danos la gracia que confiadamente te pedimos.
Por Cristo nuestro Señor. Amén.
Seguí leyendo
Dejanos tu comentario