Lo + Viral Traumático

Le amputaron medio pie después de ir a un spa de peces

Una joven de 25 años perdió la mitad de su pie derecho, en sucesivas cirugías, luego de contraer una infección al usar un spa de peces.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
13/09/2018 -

A Victoria Curthoys, de Perth, Australia, perdió la mitad de su pie derecho en sucesivas operaciones luego de contraer una infección por recurrir a un spa de peces en Tailandia cuando tenía 17 años.

Victoria contó que durante unas vacaciones, en el 2010 cuando tenía 17 años, concurrió a un establecimiento donde usaban peces para remover partículas de piel muertas de su pie con peces.

Tiempo después comenzó a sentirse enferma constantemente hasta que lograron establecer que tenía un virus y este ya había afectado parte del hueso de su dedo gordo del pie derecho.

Y vino la primera cirugía.

Le extirparon una parte del dedo y pareció que su malestar desapareció.

Pero no. Para el 2012 todo su dedo gordo fue removido.

La presión de caminar sobre sus dedos más pequeños dejó a la señorita Curthoys con úlceras que ocultaban más infecciones. Todos los dedos de sus pies fueron amputados durante los próximos cinco años.

Hablando de su terrible experiencia, la joven dijo: "Cuando estaba en Tailandia, decidí usar un spa de pescado. No pensé en ello porque vi al propietario preparar todo y parecía muy limpio, pero cuán equivocado estaba".

Ahora debe someterse a exámenes periódicos para descartar que la infección regrese, ya que de no darse cuenta, podrían amputarle la pierna.

Ahora está advirtiendo contra el uso de los spas de peces, que ya se consideran controvertidos, por la devastación que le provocaron.

Hablando sobre sus pies ahora, dijo: "Honestamente puedo decir que mi pie nunca ha sido tan saludable como lo es ahora. Ahora puedo presionar mi pie.

"De vez en cuando tiendo a tropezar por la falta de sensibilidad y por tener que acostumbrarme a no tener dedos de los pies, pero he tenido mucha suerte de poder levantarme y caminar.

"Mis padres están orgullosos de mí y mis amigos piensan que soy increíble porque he pasado por muchas cosas. Pero al final del día, he visto personas con lesiones mucho peores y enfermedades que alteran la vida, así que me considero afortunada".

Victoria agregó: "Solía ​​estar un poco preocupada cuando estaba en la playa o en las piscinas por si alguien me veía el pie y pensaba" ¡puaj! ".

Ahora toma fotos regulares de sus pies y las publica en su cuenta de Instagram, @terribly-toeless, para construir su propia confianza y ayudar a los demás.


Dejanos tu comentario
Últimas noticias