Mundo Grupo especializado

La nueva táctica de la policía de Londres para terminar con los motochorros

Advierten que se trata de un último recurso, pero que está siendo muy empleado. Los policías embisten con sus patrulleros a los delincuentes.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
07/12/2018 -

Las imágenes son impresionantes. Motociclistas que son atropellados y que caen sobre el capot o directamente se arrastran por el pavimento.

Así tratan a los motochorros o arrebatadores en Londres, donde esta modalidad de delinquir se extendió con facilidad.

El video, con imágenes reales tomadas por las cámaras de los patrulleros, muestra a un escuadrón de conductores especialmente entrenados que realizan los llamados 'contactos tácticos', que involucran sacar a los ladrones de sus motos o tirarlos sobre los capots de los coches de la policía.

Un delincuente incrédulo levanta sus manos con indignación después de que lo tiran al suelo y otro le dijo a la policía: "Me quité el casco, así que pensé que dejarías de perseguirme".

El grupo táctico dice que solo usa la táctica como último recurso para detener a los atracadores que representan un riesgo para los peatones o en poner a la policía en peligro.

La policía dice que ahora están llevando a cabo 'contactos tácticos' todos los días y han usado el método 63 veces hasta ahora.

El sargento Tony McGovern, que es uno de los pilotos 'Scorpion' especialmente entrenados que usan la táctica, dijo: 'Ellos piensan que si se quitan los cascos detendremos la persecución, a veces podemos, pero como puede ver, utilizamos el contacto táctico contra los corredores sin cascos.

Dijo que los conductores de la policía tienen que sopesar rápidamente el riesgo para el público y el motociclista antes de realizar las maniobras, ya que los delincuentes que huyen a menudo viajan por aceras ocupadas para evadir la captura.

El método se ha implementado en todo el país después de que una imparable ola de crímenes se apoderara de la capital este año, con moteros que agarraban los teléfonos, relojes y bolsos de las personas, abrían camino en las joyerías y apuñalaban a cualquiera que se interpusiera en su camino.

Algunos ladrones de ciclomotores han golpeado a 30 víctimas en solo una hora, y los que salen de las estaciones de subterráneo son un blanco fácil. Los policías también han sido heridos por ladrones que arremeten directamente contra ellos.


Dejanos tu comentario
Últimas noticias