Revista Ideas

Consejos para que tu jardín se vea hermoso en este otoño-invierno

No importa si tenemos poco o mucho espacio, o cuán sofisticado sea el lugar, lo más importante es que lo podemos hacer de un modo personal.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
09/04/2019 -

En los últimos años ha aumentado el interés por mantener bellos nuestros espacios verdes. No importa si tenemos poco o mucho espacio, o cuán sofisticado sea el lugar, lo más importante es que lo podemos hacer de un modo personal, invirtiendo el tiempo y el dinero que cada circunstancia particular permita.

Considerando a estos espacios o jardines como un lugar de relajación y convivencia, te invito a que tengas en cuenta algunos tips para disfrutarlo bello todo el año (y no verlo descuidado o abandonado).

Cuando aparecen los primeros fríos empezamos a notar que los viveros ya no nos ofrecen las misma plantas que en primavera-verano, sino que empiezan a exponerse más los florales de estación o anuales de otoño-invierno conjuntamente con otras especies, como las perennes o de más de dos años de duración. Es momento de decidir que plantas reemplazaremos en nuestros canteros, cómo alegrar o dar color al jardín con tonos otoñales como ocres, amarillos, bordó y naranjas.

​Una opción sería abastecernos de arbustos, trepadoras o árboles de pequeño porte que aporten color con su follaje o con sus flores de estación. También podemos armar nuevas macetas o canteros para fachadas, entradas de la casa, o simplemente exponerlos en ese jardín que se empieza a opacar.

Tips generales para mantener saludable tu jardín
1. Un tip fundamental es el mantenimiento en lo que refiere a poda de las especies en épocas correctas. Esta limpieza los ayuda a transcurrir mejor el invierno. También debemos reemplazar algunos ejemplares de ser necesario, combatir las plagas y, por último, utilizar fertilizantes.

2. Planificá en ese embellecimiento cómo distribuir los espacios, los elementos a incluir además de las especies vegetales. Todo debe ir a escala. Por ejemplo, un espacio pequeño debe llenarse con plantas y objetos pequeños. Consultá con el vivero cuan grande se puede tornar tu ejemplar a futuro, te vas a ahorrar muchos problemas. No seas impulsiva a la hora de seleccionar tus plantas, las especies deben ser atractivas en al menos dos de las cuatro estaciones del año.

3. El follaje de árboles y arbustos es muy importante en cuanto a los colores que ofrecen en combinación con herbáceas. Si bien las flores llaman mucho la atención, algunas duran muy poco. Procurá que las plantas tengan tamaños y formas diferentes para crear cierto ritmo.

Los rojizos, azules y ocres, en sus diferentes tonalidades, son los que contrastan mejor con el verde de las plantas y viceversa. Jugá con el color del follaje y las flores, si estás por remodelar el telón de fondo.

4. Agregá mobiliario cómodo y apto para exteriores. Colocá lámparas, velas o fanales, que por la noche crearán un ambiente acogedor.

Aprovechá las paredes y vallas, instalá pérgolas o gacebos para plantar trepadoras, disfrutarás de su perfume y evitarás generar límites tan definidos en tu jardín. Podés colgar macetas en las paredes para ganar espacio, o mobiliarios con estantes. Hay un sin fin de contenedores “chic” si deseas conseguir un punto focal de atracción visual.

5. No olvides estudiar cómo caen las sombras de los árboles vallas o muros, porque si el sol no te acompaña lo suficiente en el mantenimiento, para cubrir el terreno podés utilizar plantas tapizantes o cortezas de pino, gravas, durmientes de tren, etc. Serán una combinación muy cálida y natural.

6. Contraste de verde, azul y flores rojas.
Utilizaremos una maceta de barro o terracota. ¿Por qué las recomendamos? Son porosas, eliminan el exceso de agua por sus paredes y sales. La podemos elegir de un diámetro aproximado de 40 cm, ideal para plantas de hoja perenne y plantas invernales. Utilizamos compost para rellenarla y, en el fondo, colocaremos trozos de macetas rotas o piedras para facilitar el drenaje de agua.

La combinación de plantas será para éste caso, Juniperuschinensis Stricta (o enebro de la China), Festuca glauca (dos plantines), Senecio cineraria (un par pequeños) y Cyclamen rojo vivo (también llamado Violeta de los alpes). El Cyclamen despliega todo el colorido de sus flores, que son resistentes cuando se las ubica en un lugar protegido. Florece desde el otoño hasta que termina el invierno. Este último se coloca en el centro y las gramíneas hacia afuera suavizando los extremos del conjunto.

Cuando termine la primavera, las plantas resistentes se pueden plantar en el jardín o trasplantar a una maceta más grande y continuar con la combinación.

Un par de macetas idénticas con este esquema de diseño, lucirán particularmente elegantes a los lados de una puerta de entrada.

7. Cactus variegados de invierno.
Este atractivo arreglo se caracteriza por sus alegres colores contrastantes de invierno y la luz provista por los cactus. Utilizaremos una maceta de madera de aproximadamente 60 cm de diámetro, porque la idea es contrastar la tonalidad oscura de la madera con los amarillos, blancos o verdes.

Se puede adquirir macetas tipo cubículos de madera o cilíndricas tipo barril, estilo campo con refuerce de metal. Si la madera es clara la podemos tonalizar más oscura. La podremos ubicar en lugar soleado protegido, por ejemplo, al lado de una entrada.

La composición de plantas será un Evónimus japónica maculata o áurea en el centro, llamativo por sus hojas dentadas y tonos amarillos. Crece lento, no necesita poda y da pequeñas flores blancas en primavera-verano y frutitos rojos en otoño.

A su alrededor dispondremos unos Ophiopogonjaponicus o "pasto inglés", pensamientos amarillos y, por último, una hiedra (Hederahelix Glacier) que suavizará los extremos del cubículo con su variegado claro cayendo como cascada desde la maceta.

No olvidemos colocar los trozos de macetas rotas en la base para favorecer el drenaje, compost y el Evonymus en el centro.

8. Si contáramos con una porción de terreno más grande podemos plantar coles: brócoli, coliflor, repollos de bruselas. Muchos de ellos, además de ser un alimento de gran valor nutritivo, son muy estéticos en el jardín.

Fuente: Clarín.com
Dejanos tu comentario
Últimas noticias