Somos Deporte Copa de la Superliga

River goleó pero no le alcanzó y pasó Atlético Tucumán

El Millo se impuso por 4-1 pero el gol de visitante lo condenó a la eliminación.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
14/05/2019 -

River Plate quedó a solo un gol de completar la difícil tarea de revertir la serie ante Atlético Tucumán. El equipo Millonario jugó un gran partido en el estadio Monumental y se impuso por 4-1, pero pagó muy caro el 3-0 en contra de la ida y el acceso a la semifinal de la Copa Superliga quedó reservado para el Decano.

Ignacio Fernández, Matías Suárez y un doblete de Lucas Pratto le dieron esperanzas al equipo de Marcelo Gallardo. Pero el gol que anotó esta noche Javier Toledo, uno de los hombres más importantes de esta llave, resultó determinante para inclinar la balanza para el lado del conjunto de Ricardo Zielinski.

En la ronda de los mejores cuatro equipos de este torneo, Atlético Tucumán enfrentará a Tigre, que viene de dar el golpe al dejar en el camino nade menos que a Racing.

El equipo de Marcelo Gallardo salió decidido a atropellar a su rival, para reducir lo antes posible la ventaja con la que el conjunto de Ricardo Zielinski llegó al estadio Monumental.

Fuerte en todas sus líneas, River no le dio margen a su rival. Lo desbordó por los costados, principalmente por el de Milton Casco, quien no dio indicios de que hoy regresó tras una larga inactividad por lesión.

También manejó la pelota por el centro con Exequiel Palacios e Ignacio Fernández, y recuperó gracias a un onmipresente Enzo Pérez. Hasta Franco Armani, cuestionado tras sus últimas actuaciones, tuvo su momento de lucimiento. El más importante llegó cuando le tapó un mano a mano a David Barbona.

River presionó alto y le impidió a Atlético Tucumán ejecutar el plan de juego que tanto lo complicó en la ida, el de saltear líneas y buscar a sus delanteros.

El Millonario, más allá de un breve pasaje, monopolizó la tenencia y construyó numerosas situaciones. La apertura llegó a los 14, tras una gran acción colectiva y una mejor definición de Nacho Fernández, de taco.

El local insistió y buscó más. No se conformó. Incluso no se detuvo en el penal por una mano de Mathías Abero que Ariel Penel ignoró. Matías Suárez y Lucas Pratto demostraron voracidad y a través de ellos llegó la segunda conquista, a los 39 minutos.

Casco se tiró al piso para recuperar, el ex delantero de Belgrano intentó la personal ante dos defensores rivales y la pelota le quedó servida al Oso, quien controló y marcó el 2-0 por debajo de Cristian Luchetti.

Un balde de agua congelada cayó sobre el Monumental a los 5 minutos del complemento. Con la misma fórmula que en el juego de ida, Atlético Tucumán alcanzó el descuento: tiro de esquina desde la derecha, Leandro Díaz la peinó en el primer palo y Javier Toledo la empujó.

River pareció sentido y el nerviosismo empezó a aflorar. Sin embargo, en la primera construcción ofensiva que pudo hilvanar con claridad, volvió a recuperar la ventaja.

Palacios envió un centro que Pratto cabeceó y la pelota dio en el palo. El rebote le quedó a Nicolás De La Cruz, quien devolvió al centro para que Suárez anote el 3-1.

Más por un impulso anímico que por reservas físicas, River empujó nuevamente al visitante contra el arco de Luchetti y lo complicó en más de una ocasión.

Dos intentos de Pratto, uno de De La Cruz y un cabezazo al travesaño del ingresado Rafael Borré, fueron las llegadas que tuvo River ante un rival definitivamente replegado en su campo.

Pratto tuvo revancha a los 41, cuando le puso la cabeza a un tiro de esquina desde la izquierda y dejó al Millonario al borde de la hazaña.

El local insistió hasta el final pero no le alcanzó. Pagó un precio demasiado elevado por su mala noche en el José Fierro y el que avanzó fue Atlético Tucumán.

Dejanos tu comentario
Últimas noticias