Santiago del Estero, Martes 06
Diciembre de 2022
X
Revista

Los cuatro pueblos fantasmas más terroríficos de todo el mundo

Ciudades que fueron habitadas masivamente y que hoy se encuentran en total abandono, las historias y anécdotas de estos extraños lugares.

16/08/2022

Craco, Italia: la ciudad fundada en el siglo VIII se vació debido a varios desastres naturales. En 1963, muchos evacuaron después de un deslizamiento de tierra; en 1972 una inundación hizo que las condiciones fueran aún más precarias; y en 1980 un terremoto provocó que la ciudad fuera abandonada en su totalidad.

Craco, Italia. Craco, Italia.

Isla Hashima, Japón: fue conocida por sus minas de carbón submarinas, que comenzaron a operar en 1881. La isla alcanzó el pico de población en 1959 con más de 5000 residentes (mineros y sus familias), pero una vez que las minas comenzaron a secarse en 1974, la mayoría de la gente se fue.


Te recomendamos: Captan el momento en que colisionan dos galaxias: cómo influye esto en la Vía Láctea


Isla Hashima, Japón. Isla Hashima, Japón.

Pripyat, Ucrania: esta ciudad del norte de Ucrania es probablemente la ciudad fantasma más famosa del mundo. Era el hogar de casi 50.000 personas antes de que todos fueran evacuados en abril de 1986, cuando explotó parte de una central eléctrica cercana, la Estación Nuclear de Chernobyl.

El desastre de Chernobyl causó niveles tan altos de radiación que las personas se vieron obligadas a evacuar de inmediato y dejar atrás sus hogares. Los niveles de radiación finalmente han disminuido lo suficiente como para que los científicos marquen el área como segura para visitar, lo que significa que los viajeros pueden explorar la espeluznante ciudad y sus numerosas escuelas, hospitales, tiendas, gimnasios, cines, fábricas e incluso su parque de diversiones

Pripyat, Ucrania. Pripyat, Ucrania.

Kolmanskop, Namibia: Kolmanskop estaba en su apogeo a principios de 1900, cuando los mineros alemanes vinieron al área a buscar diamantes. Con ellos, trajeron la arquitectura alemana, lo que le dio a esta zona desértica un aspecto opulento y fuera de lugar. El declive de la ciudad comenzó poco después de la Primera Guerra Mundial, pero la gota que rebalsó el vaso fue el descubrimiento en 1928 de un área rica en diamantes a lo largo de la costa. La mayoría de los residentes de Kolmanskop se apresuraron al nuevo punto de acceso, dejando atrás sus pertenencias y la ciudad

Kolmanskop, Namibia. Kolmanskop, Namibia.