Santiago del Estero, Martes 29
Noviembre de 2022
X
Revista

Cuenta de Gmail: cómo activar el modo confidencial y para qué sirve

Esta función permite añadir una capa extra se seguridad a los mensajes con información sensible.

26/09/2022

La variante de los mensajes que se autodestruyen también tiene una versión en Gmail. El modo confidencial es una funcionalidad que permite añadir una capa de seguridad extra en los correos electrónicos que se envían.

En algunas ocasiones uno incluye en sus correos, detalles privados o información sensible. Pero como no siempre se puede confiar en la otra persona, este modo ayuda a elevar el nivel de privacidad.

La idea es obtener ciertas garantías a la hora de mandar un correo electrónico. Se trata de un método privado en donde sólo la otra parte tenga la capacidad de abrir ese mensaje.

Así, el modo confidencial impide que el receptor de dicho mensaje pueda reenviarlo, copiarlo, descargarlo y/o imprimirlo.

Además, si uno lo cree oportuno, se le puede agregar una contraseña para poder abrirlo y también, fijar una fecha de expiración del mensaje.

Así, cuando se manda un mensaje en modo confidencial, Gmail quita de forma automática el cuerpo del texto y los archivos adjuntos que va a recibir el destinatario y lo sustituye por un enlace al contenido.

Para los usuarios de Gmail, el contenido enlazado se muestra como si formara parte del mensaje, mientras que para los usuarios que utilizan otras plataformas de correo solo aparece el enlace.

Principales limitaciones
Mandar un correo usando este modo confidencial tiene claras limitaciones. La persona que lo recibe no va a poder descargar los archivos adjuntos que haya en el mensaje, sí puede usar la vista previa.

Además, no resulta posible copiar el contenido, evitando así que dicha información se replique. Incluso hacer capturas de pantalla es imposible. La idea es mantener la máxima confidencialidad en todo momento.

Para hacer uso de este modo confidencial en la aplicación de Gmail no hay que complicarse demasiado la vida.

Lo indicado es que redactar el mensaje, añadir los archivos adjuntos que se quieran incluir e introducir el destinatario del correo. Cuando se hayan completado estos pasos es cuando se activa este modo en la aplicación de correo.

En la barra inferior del correo hay un candado con un reloj. Al hacer clic se activa el Modo confidencial. En el cuadro que se abre uno puede elegir el tiempo de caducidad (entre un día y 5 años) y si se requiere una contraseña para abrir el mismo.

Sobre este último punto aclara que, si la persona no utiliza Gmail, recibirá las claves por SMS. En caso contrario, llegarán por correo.

En caso de querer cambiar un ajuste, Gmail permite dar marcha atrás en un envío. Por defecto, la ventana de tiempo es de 5 segundos. Después de tocar el botón “enviar”, aparece la opción “Cancelar”.

Número de mensajes
El servicio de correo de Google muestra el número de emails que no fueron abiertos junto a “Recibidos”. Aunque también se puede incluir esa información en la pestaña en la que está abierto Gmail. Esto permite estar al tanto de ese dato, incluso cuando se navegan otras páginas.

El primer paso es ir a la rueda dentada (el clásico ícono de configuración) que aparece en el sector superior derecho de la pantalla. Allí veremos los “Ajustes rápidos”, pero en este caso hay que tocar en el botón “Ver todos los ajustes”. Eso nos lleva a una sección con muchas opciones para configurar Gmail.

Debajo de “Configuración” veremos varias secciones: General, Etiquetas, Recibidos, Cuentas e importación, y la lista sigue. Para ir a la opción que nos convoca en este repaso hay que tocar en “Avanzadas”. Scroll con el mouse y llegamos al ítem “Ícono de mensaje sin leer”, tal como podés ver en la siguiente captura.

TAGS Google Gmail