Santiago del Estero, Jueves 25
Abril de 2024
X
Somos Deporte

Pedido de los clubes del norte para atrasar dos horas el inicio de los partidos por la ola de calor extremo

Central Córdoba, Colón y Unión de Santa Fe, Atlético y San Martín de Tucumán quieren que se retrasen los encuentros.

14/02/2023

Cinco clubes del fútbol argentino pidieron a la Liga Profesional y a los directivos de la televisión “atrasar dos horas el inicio de los partidos, de las 17 a las 19, mientras dure la ola de calor", tras advertir que es "imposible jugar con 40 grados" como ocurrió el último fin de semana.

Central Córdoba, Colón y Unión de Santa Fe, Atlético y San Martín de Tucumán realizaron el pedido "mientras dure esta hora de calor extremo”, dijo hoy a Télam el delegado de Futbolistas Argentinos Agremiados en Rosario, Gerardo González,.

Central Córdoba y Atlético Tucumán fueron los primeros clubes de Primera División que formularon el pedido, a quienes se sumaron San Martín de Tucumán, de la Primera Nacional, y luego Unión y Colón de Santa Fe, que jugarán el clásico el domingo a las 17 en la cancha del "tatengue".

“Este sábado y domingo fueron los días más calurosos de los últimos 61 años. Desde Agremiados tenemos acordado con los dirigentes no jugar en la franja horaria de 11 a 17 entre diciembre y marzo, pero ahora no se puede jugar con 39 o 40 grados a las 17, por eso la idea de algunos dirigentes de los clubes es que pasen esos partidos a las 19, o en su defecto que los jueguen otro día”, agregó González.

En este sentido, González advirtió que “el domingo van a jugar el clásico Unión y Colón a las cinco de la tarde, en Santa Fe, una verdadera locura. Ese partido, como todos los otros, deberían jugarse a las 19 u otro día mientras dure esta ola de calor extremo”.

El domingo pasado, en la cancha de Rosario Central se registraron varios problemas por efecto del calor extremo: si bien había agua en los baños cuando empezó el partido, en el entretiempo algunas zonas del Gigante de Arroyito se quedaron sin agua.

Mientras los vendedores se quedaron sin gaseosas y la gente clamaba por agua, el árbitro paró dos veces el partido en cada tiempo para que los jugadores se hidrataran.

"Está clarísimo que no se puede jugar en verano a las cinco de la tarde con una temperatura de 40 grados”, concluyó el dirigente de la filial rosarina de Futbolistas Argentinos Agremiados.