Santiago del Estero, Viernes 14
Junio de 2024
X
País

Cristina Kirchner tras los fallos de la causa Vialidad: “Acaban de proscribirme”

Cristina Kirchner rompió el silencio en un acto en Río Negro tras conocer los fundamentos del fallo de la causa Vialidad.

10/03/2023

Justicia, elecciones, economía, Frente de Todos y proscripción: la agenda de Cristina Fernández de Kirchner, en su discurso de recibimiento del Doctorado Honoris Causa de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN), atravesó toda la coyuntura nacional. Tras su aparición en la distinción a Abuelas de Plaza de Mayo, la vicepresidenta viajó a la provincia austral, donde no tenía aparición pública hace 15 años.

Cristina Fernández de Kirchner recibió el reconocimiento "por el papel relevante que ha tenido en el desarrollo del sistema universitario argentino en general y en la creación y desarrollo de la Universidad Nacional de Río Negro", según argumentaron las autoridades. El discurso de la vicepresidenta llevó el nombre de "¿Hegemonía o consenso? Ruptura del pacto democrático en una economía bimonetaria: inflación y FMI, crisis de deuda y fragmentación política".

El rector de la UNRN, Anselmo Torres, destacó que "en su gobierno se crearon más de 16 universidades y amplió el sistema universitario y el acceso a la universidad, que permitió la repatriación de científicos y nos permitió dotarnos de masa crítica". "Este año queremos lograr la plena igualdad de genero, por eso este año vamos a reconocer a cuatro mujeres", añadió, en referencia a las menciones que también recibieron Rita Segato, Dora Barrancos y Catalina Wainerman.

Luego de agradecer a las autoridades universitarias, Cristina Fernández de Kirchner inició preguntándose: "¿Cómo estamos a 40 años de democracia? Parece que los tres poderes no funcionan". Posteriormente, recordó la asunción de Néstor Kirchner en el 2003, sosteniendo que "restituyó a la Casa Rosada como el centro de gravedad de poder político democrático votado de la República Argentina: las decisiones las toma el Presidente".

En ese sentido, subrayó que en los años previos a ese mandato renunció el vicepresidente, Carlos "Chacho" Álvarez, en medio de denuncias de coimas a legisladores. "Teníamos un Poder Legislativo en la que se podía comprar y vender leyes. Teníamos una Corte que se conoció con el nombre de la mayoría automática, que legalizó todas las privatizaciones y todo lo que fue, en cierta manera, el saqueo del patrimonio nacional", agregó.

"Cuando tenemos al sector más importante de la oposición aliado del Poder Judicial, para hacer lo que sabemos que está haciendo, veo que no estamos en un Estado democrático constitucional". Además, opinando sobre el amparo de Luis Juez, sostuvo que "hoy, desde el Partido Judicial, porque ya no se lo puede llamar Poder Judicial, separaron al senador Martín Doñate, que era el representante en el Consejo de la Magistratura y restituyen al miembro que había impugnado. Más mafioso no se consigue".

Luego dio su comentario sobre las conversaciones filtradas de Lago Escondido y a los vínculos con la causa Vialidad: "¿Qué voy a hablar de mafioso si aquí en Río Negro, en Lago Escondido, todos los argentinos y argentinas pudimos verificar los chats donde por esas casualidades el juez instruyó la causa en la cual ayer acaban de proscribirme fue uno de los que recomendaban cómo hacer facturas truchas".

"Todos estos sectores y mafias que se regodean en el poder y en la impunidad en algún momento siempre colapsan", opinó y añadió que el 40° aniversario de la democracia necesita "de un Estado y de decisiones que van a requerir imperiosamente de legitimidad frente al conjunto de la sociedad".

Cristina Fernández de Kirchner también habló sobre el intento de magnicidio que sufrió: "La ruptura del pacto democrático, que es de lo que hay que hablar, fue terrible el 1° de septiembre. Si se los digo con todo mi corazón, odié ser protagonista de eso". "Uno observa casi una secuencia lógica en ese 1° de septiembre. En marzo del 2022, el día que se debatía en la Cámara de Diputados de la Nación el acuerdo con el FMI destruyeron mi despacho. Primero fue señalado con pintura, luego durante media hora, y sin que interviniera ninguna fuerza de la Ciudad de Buenos Aires ni Federal, fue apedreado y destruido. Está la misma jueza que instruye la causa", calificó.

Cristina Fernández de Kirchner se refirió a la economía bimonetaria en Río Negro

La vicepresidenta entendió que la República Argentina está inserto en una "economía bimonetaria" en donde "el dólar pasó a ser un patrón de conducta más que un patrón monetario". Asimismo, apuntó contra "las clases dirigenciales empresariales que empiezan a conformar activos externos en dólares, que por supuesto son tomados de nuestra economía y llevadas afuera de la Argentina. Paso por alto la estatización de la deuda de los grandes grupos concentrados de la dictadura en el año 82".

En ese sentido, recapituló que eso lleva a que "la gente, como un mecanismo de defensa, junta lo que puede y va y compra dólares. Este es un patrón de conducta, porque se relega al peso solo a cuestiones domésticas y se convierte una moneda que nosotros no tenemos como moneda de ahorro y moneda de pago, también, en algunas ocasiones. Vaya uno a comprar una casa o un terreno si no tiene dólares". "No critico al que hace eso, porque en definitiva se está defendiendo, está defendiendo su patrimonio", añadió.

Para abordar la situación, manifestó que "los dirigentes tienen que conducir a sus sociedad a lugares buenos y seguros". Luego reconoció que "hay una discusión sobre qué ocasiona esta inflación absolutamente desmedida, comparada con cualquier otro país del mundo, que tiene la Argentina. No es la primera vez que atravesamos la crisis hiperinflacionaria del '89" pero criticó al macrismo porque "los que me dieron lecciones y que me dijeron que solucionar el tema de la inflación era un tema de chasquido de dedos la llevaron al 54%".

Posteriormente, recordó el acto en el Estadio Único de La Plata en donde señalaba que la economía iba a crecer y que se precisaba alinear precios, salarios, tarifas y servicios para "que el crecimiento no se lo lleven cuatro vivos; que es lo que está pasando. Es cierto que la economía está creciendo y es cierto que se generan puestos de trabajo, pero son precarizados y de muy baja calidad y salario. Esto es lo que siempre hemos sostenidos desde el peronismo, que es la participación de los trabajadores en el Producto Bruto Interno".

Cristina Fernández de Kichner comenzó a enumerar los motivos a los que algunos sectores adjudican la inflación: "Los salarios están súper deprimidos y eso no lo discute nadie. Por los salarios no es. Cuando teníamos salarios altos había inflación, pero no esta". "No quiero que haya déficit fiscal, lo virtuoso es no gastar más de lo que ingresa, pero evidentemente en tiempo de crisis esto es un instrumento para evitar la recesión. Sino podemos tener el infierno más temido, que es recesión con inflación", continuó.