Santiago del Estero, Viernes 21
Junio de 2024
X
Mundo

El Pentágono difundió un video del momento en el que el caza ruso intercepta un dron norteamericano

La grabación, de 42 segundos, muestra como el Su-27 ruso arroja combustible sobre la aeronave no tripulada.

16/03/2023

El Pentágono difundió el jueves imágenes que, según dijo, mostraban cómo un avión ruso hizo una intervención temeraria ante un dron de vigilancia de la fuerza aérea de Estados Unidos en el espacio aéreo internacional sobre el Mar Negro.

La grabación, de 42 segundos de duración, muestra a un Su-27 acercándose a la parte trasera del dron MQ-9 y liberando combustible a su paso, apuntó el Pentágono.

El Ejército norteamericano indicó que abandonó el MQ-9 Reaper al mar el martes luego de que el caza ruso vertiese combustible sobre el avión no tripulado y golpease su hélice.

Aunque los intentos de interceptación no son inusuales, el incidente, en plena guerra en Ucrania, despertó preocupación por la posibilidad de que acerque a Washington y a Moscú a un conflicto directo.

Washington dijo que la caída del dron espía había demostrado el comportamiento “agresivo” de Moscú, mientras que Rusia acusó a Estados Unidos de buscar una escalada de tensiones en la región del Mar Negro.

El incidente del dron del martes fue el primer encuentro directo conocido entre Estados Unidos y Rusia desde que Moscú lanzó su invasión de Ucrania el 24 de febrero de 2022, y ha puesto al descubierto el tenso estado de las relaciones entre las principales potencias nucleares del mundo.

Ocurrió mientras Rusia mantiene una campaña de meses para capturar la pequeña ciudad ucraniana oriental de Bakhmut, en lo que sería su primera victoria sustancial en más de medio año.

Los ministros de Defensa y los jefes militares de Estados Unidos y Rusia mantuvieron el miércoles inusuales conversaciones telefónicas sobre el incidente del avión no tripulado, en el que el MQ-9 Reaper se precipitó al mar Negro mientras realizaba una misión de reconocimiento en espacio aéreo internacional.

El Ejército estadounidense afirmó que dos aviones de combate rusos Su-27 habían acosado al dron y rociado combustible sobre él antes de que uno de ellos chocara contra la hélice del dron, provocando su caída. Moscú aseguró que no hubo colisión y que el avión no tripulado se estrelló tras realizar “maniobras bruscas” y volar “provocativamente” cerca del espacio aéreo ruso.

“Hay un patrón de comportamiento reciente en el que los rusos están llevando a cabo acciones un poco más agresivas”, dijo el general Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, añadiendo que no estaba claro si los pilotos rusos habían tenido la intención de golpear el avión no tripulado.

El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, comunicó a su par estadounidense que los vuelos de aviones no tripulados estadounidenses cerca de la costa de Crimea “eran de naturaleza provocadora” y podían llevar a “una escalada (...) en la zona del Mar Negro”, según un comunicado del ministerio.

Rusia anexó la península ucraniana de Crimea por la fuerza en 2014.

Responsabilidad conjunta
Rusia, según un comunicado que emitió, no tiene “ningún interés” en una escalada “pero en el futuro reaccionará en la debida proporción” y los dos países deben “actuar con un máximo de responsabilidad”, incluso disponiendo de líneas militares de comunicación en caso de crisis.

El Secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, declinó ofrecer detalles sobre su conversación con Shoigu, incluido si criticó la interceptación rusa.

No obstante, Austin añadió: “Estados Unidos seguirá volando y operando allí donde lo permita el derecho internacional. Y corresponde a Rusia operar sus aviones militares de manera segura y profesional”.

El vocero del Departamento de Estado estadounidense, Ned Price, en declaraciones a MSNBC, dijo que lo más probable es que el incidente fuera un acto involuntario de Rusia.

Rusia ha dicho que el episodio demostraba que Washington estaba participando directamente en la guerra de Ucrania, algo que Occidente se ha esforzado por evitar.

“Los estadounidenses siguen diciendo que no participan en operaciones militares. Esta es la última confirmación de que están participando directamente en estas actividades: en la guerra”, dijo el secretario del Consejo de Seguridad del Kremlin, Nikolai Patrushev.

Estados Unidos ha apoyado a Ucrania con decenas de miles de millones de dólares en ayuda militar, pero afirma que sus tropas no se han implicado directamente en la guerra, que Moscú presenta como un conflicto contra el poderío combinado de Occidente.

Kiev, por su parte, dijo que el accidente del avión no tripulado mostraba que Moscú estaba dispuesto a ampliar la zona de conflicto para atraer a otros países.