Santiago del Estero, Lunes 27
Mayo de 2024
X
Regionales

Tras dos nuevos ataques contra instituciones, removieron a la cúpula policial de Rosario

Los ataques ocurrieron en minutos entre las 19.30 y las 20, de acuerdo a investigadores.

29/05/2023

En la noche de este lunes, sicarios balearon el frente de la comisaría 16 de la zona sur de Rosario y del complejo carcelario situado en el extremo oeste de la ciudad. En la escena de los dos hechos, los sospechosos dejaron un cartel con un mensaje dirigido al Servicio Penitenciario por supuestos “verdugueos” a reclusos. Por la escalada de violencia y atentados este martes habrá un cambio en la cúpula de la jefatura de Policía de la Unidad Regional II: Daniel Acosta y Mariano Gobi tomarán las riendas institucionales en lugar de los comisarios Adrián Galigani e Iván González.

Las nuevas autoridades de la Policía de Rosario serán anunciadas oficialmente por el ministro Claudio Brilloni a las 10, en un acto que tendrá lugar en el predio ubicado en Avenida Francia al 5200, en la zona sudoeste de Rosario. La decisión se conoció después de los atentados de este lunes.

Los ataques ocurrieron en minutos entre las 19.30 y las 20, de acuerdo a investigadores policiales. El primero de ellos tuvo lugar en la seccional ubicada en Ayacucho al 3300, en barrio Tablada, cuando dos gatilleros en moto dispararon contra la comisaría en la que actualmente están alojados provisoriamente 16 reclusos.

Según las primeras tareas llevadas a cabo en el lugar, los tiros dieron contra un marco de aluminio, el cartel de ingreso del edificio policial y en un vidrio que daba a la oficina de una línea jerárquica de la comisaría.

De inmediato se desarrolló un corte de calle y un perímetro para localizar las vainas servidas, que en total fueron ocho . Entre las balas se halló una nota manuscrita con un mensaje al Servicio Penitenciario.

Como dato particular, la comisaría 16 fue uno de los edificios policiales que el Ministerio de Seguridad de Santa Fe decidió vallar, ya que parte de sus fachadas están vidriadas y podía resultar herido el personal en el caso de un ataque a tiros o con una bomba molotov.

Minutos después ocurrió un atentado similar en el predio penitenciario de 27 de Febrero al 7800, donde funciona la cárcel de mujeres y la Oficina de Recepción de Detenidos (conocida como “Order”). Los atacantes también eran dos, pasaron en moto y arrojaron una nota cuyo contenido estaba destinado a agentes penitenciarios.

Ese complejo carcelario fue baleado por sexta vez desde el 22 de mayo del año pasado, día en el que un sicario a pie abrió fuego contra la fachada y vehículos que estaban estacionados, y luego se subió a una moto. En aquel momento se sospechó que era en pedido de liberación de Máximo Ariel “El Viejo” Cantero, fundador histórico de Los Monos que había sido arrestado semanas atrás de ese ataque.

El segundo episodio sucedió el 20 de septiembre de 2022. En ese caso, fueron once los disparos que salieron desde un auto blanco, y se presume que fue una intimidación a delegadas de pabellones por palizas que habían sufrido internas a manos de otras reclusas. Eso surgió a partir de un confuso mensaje escrito a mano que dejaron los agresores y que decía lo siguiente, de manera textual: “Si se siguen prestando con René y los Funes que hacen verduguear a las pibas presas, le vamos a empezar a la familia a las que se sigan prestando a hacer eso. Primer y último aviso! Saben que no jodemos” (sic).

El tercer ataque ocurrió el 28 de diciembre de 2022. En aquella ocasión hubo dos balaceras simultáneas, ya que casi al mismo tiempo desconocidos dispararon contra las instalaciones del multimedio Televisión Litoral.

El cuarto tuvo lugar el 2 de febrero pasado, cuando dispararon contra el frente del complejo penitenciario y las balas impactaron contra los autos de dos agentes penitenciarios. Horas antes de ese atentado habían baleado una subcomisaría de la vecina ciudad de Villa Gobernador Gálvez desde una moto, donde dejaron una nota dirigida a presuntos integrantes de la barra brava de Newell’s.

El quinto atentado ocurrió el 5 de abril al mediodía, cuando dos sicarios en moto tiraron contra el edificio en el mismo momento en el que salía un móvil de traslados del Servicio Penitenciario. No hubo heridos por las balas, pero una abogada sufrió heridas cortantes por los vidrios que estallaron en el sector de oficinas por los disparos.

TAGS Rosario