Santiago del Estero, Viernes 14
Junio de 2024
X
Locales

Aumentaron los casos de golpes de calor e intoxicación en niños: ¿Cómo evitarlos?

Desde el Cepsi brindaron información para evitar estas patologías en la provincia.

20/11/2023

Con los primeros calores y altas temperaturas registradas en la Capital santiagueña, aumentaron los casos de golpes de calor e intoxicación en niños en la provincia

El golpe de calor o shock térmico es una elevación excesiva de la temperatura corporal (40ºC) originada por la exposición a altas temperaturas, por no estar adecuadamente hidratados o por la realización de un ejercicio físico intenso.

La exposición a temperaturas elevadas va a producir una pérdida de agua y de sal que contiene el sudor, mecanismo natural para disminuir la temperatura corporal. Cuando estas medidas termorreguladoras se agotan, se produce la hipertermia y finalmente el golpe de calor. Los niños menores de 4 años, y especialmente los menores de 1 año, son los más frágiles porque al tener menor reserva de agua, su temperatura corporal sube más rápido que la de los adultos.

Algunos de los síntomas son:

  • Deshidratación.
  • Mareos, desmayos, vómitos.
  • Agotamiento, cansancio y/o debilidad.
  • Dolor de cabeza.
  • Irritabilidad por el sudor en el cuello, el pecho y las axilas.
  • Calambres musculares.

En este contexto, la Directora Médica del CEPSI, Eugenia Gauna, brindó información a Noticiero 7 acerca de cómo evitar estas patologías.

La especialista hizo hincapié en los cuidados que se deben tener: beber agua durante todo el día, también si el niño es lactante darle el pecho, llevar una alimentación liviana con frutas y verduras, reducir la actividad física sobre todo en los horarios de mayor calor y proponer juegos tranquilos.

¿Cómo actúo si mi pequeño presenta un golpe de calor?

  • Lleva al pequeño a un lugar fresco y ventilado, o con aire acondicionado.
  • Ofrécele agua con frecuencia. Si es un bebé lactante, también el pecho.
  • No utilizar sueros caseros, existen en el mercado soluciones de rehidratación oral cuya composición se adecua a las pérdidas que el niño presenta. 
  • Quítale toda la ropa y dúchale con agua fresca.
  • Si está más relajado después de estas acciones, déjale descansar. 
  • Si no mejora con estas acciones, ve inmediatamente al médico.