Santiago del Estero, Miércoles 29
Mayo de 2024
X
Revista

¿Las redes sociales aumentan la infidelidad? Esto dicen los expertos

Facebook sería la red social en la que más se registran casos de engaño debido a la facilidad para reconectar con exparejas o iniciar conversaciones privadas con nuevas amistades.

21/04/2024

Las redes sociales se han convertido en una parte integral de la vida cotidiana, conectando a millones de personas alrededor del mundo y facilitando la interacción entre ellas más allá de las fronteras geográficas y la distancia. Sin embargo, este avance tecnológico también ha traído consigo interrogantes sobre su impacto en las relaciones personales, particularmente en lo que respecta a la infidelidad.

Una investigación de la American Association of Psychology, sugiere que el uso de estas plataformas puede incrementar las oportunidades de engaño, debido al fácil acceso a antiguos compañeros y la posibilidad de interactuar con nuevas personas.

Según este estudio, aproximadamente el 30% de los usuarios de redes han coqueteado con alguien a través de estas plataformas, y alrededor del 10% admiten que estas interacciones han llevado a conexiones físicas.

Facebook se señala como la red social en la que más se registran casos de infidelidad, según un artículo de la revista Psychology Today. La facilidad para reconectar con ex parejas o para iniciar conversaciones privadas con nuevas amistades puede presentar tentaciones que algunos encuentran difíciles de resistir.

La naturaleza aparentemente inocua de “solo ser amigos” en estas plataformas puede desdibujarse rápidamente hacia algo más, especialmente cuando se cruzan límites emocionales o físicos.

Qué es ser infiel en el mundo de las redes sociales

Una encuesta realizada por el Journal of Cyber Psychology and Behavior encontró que el 60% de los participantes consideraba que mantener conversaciones online emotivas con alguien, fuera de su relación, constituía una forma de infidelidad.

Esto sugiere una conciencia creciente sobre cómo las interacciones en línea pueden afectar las relaciones reales, donde los vínculos emocionales o “ciber infidelidades” son vistos con la misma seriedad que los encuentros físicos.

Mientras que un reciente estudio en México, llevado a cabo por DIVE Marketing, reveló que acciones como enviar y recibir fotos sugerentes, además del coqueteo en línea como las formas más comunes de infidelidad digital según la percepción de los usuarios.

El análisis también subraya una alarmante vulnerabilidad al utilizar aplicaciones como Tinder y Hinge, donde las herramientas de protección actualizadas buscan salvaguardar a los usuarios de posibles malas intenciones.

Además, resalta la diferencia en la percepción de acciones de infidelidad entre hombres y mujeres, donde actividades como el envío de nudes y coqueteo virtual son especialmente señaladas.

Por su parte, Carlos Sánchez Muñoz, psicoterapeuta cognitivo conductual, aporta una perspectiva sobre la monogamia y la fidelidad, sugiriendo que los avances científicos y tecnológicos han contribuido a una percepción más libre de la sexualidad.

Cómo evitar caer en conductas de infidelidad

Para mitigar el riesgo de caer en conductas de infidelidad a través de redes sociales, es recomendable seguir algunas pautas:

Establecer límites claros: Es esencial tener discusiones abiertas con la pareja sobre lo que cada uno considera infidelidad, incluyendo interacciones en redes sociales.

Evitar interacciones privadas con ex parejas o posibles intereses románticos: Limitar este tipo de comunicación puede ayudar a evitar malentendidos o tentaciones.

Aumentar la transparencia: Compartir contraseñas o permitir el acceso a cuentas personales a la pareja puede fomentar un ambiente de confianza y apertura.

Priorizar la comunicación directa: En lugar de buscar consuelo o apoyo emocional en conexiones online, es más saludable dirigirse a la pareja, amigos cercanos o familiares.

Limitar el tiempo en redes sociales: Dedicar más tiempo a la pareja y actividades conjuntas puede fortalecer la relación y disminuir la dependencia de interacciones online.

Aunque las redes sociales ofrecen medios para mantenerse conectado con el mundo, también presentan desafíos y tentaciones que pueden afectar negativamente a las relaciones amorosas. Reconocer estos riesgos y adoptar medidas preventivas puede ayudar a proteger y fortalecer el vínculo con la pareja, asegurando que la tecnología sirva para acercar a las personas, en lugar de separarlas.