Santiago del Estero, Lunes 22
Julio de 2024
X
Mundo

El jefe de inteligencia militar de Israel renunció por no haber impedido el primer ataque de Hamas

Aharon Haliva es el primer funcionario que asumió la responsabilidad de lo ocurrido en octubre de 2023. El Ejército aceptó la dimisión.

22/04/2024

Los ataques de grupo militar Hamas sobre Israel -que tuvieron lugar el 7 de octubre de 2023 y derivaron en un conflicto que continua hasta el día de hoy y acumula miles de muertes- se cobraron a su primera victima institucional. Aharon Haliva, el hasta el momento jefe de inteligencia militar israelí, renunció este lunes a su puesto por “no haber podido impedir el atentado”.

Según lo informado por el Ejército de Israel -que aceptó la propuesta del militar y le dio “las gracias por su servicio”- Halvia se convirtió así en el primer alto cargo israelí que se hizo cargo del ataque que sobrepasó a las defensas israelíes, y en el que murieron 1200 personas y otras 250 fueron tomadas como rehenes.

El ataque de Hamas en Israel
El 7 de octubre -día en que Israel celebraba el Simchat Torah, una de las festividades más importantes para la comunidad judía- cerca de las 6 de la mañana, los habitantes más cercanos a la Franja de Gaza despertaron con el sonido de disparos, explosiones y alarmas. De esta forma, más de 1200 miembros de Hamas estaban ingresando por las fronteras e iniciaban una de las misiones más grandes que habían emprendido hasta el momento.

En una base militar israelí, los miembros del grupo islamista atacaron por sorpresa y mataron a más de un centenar de soldados, tomaron vehículos militares israelíes y prendieron fuego las zonas aledañas. En una zona cercana, en donde se celebraba un festival de música electrónica, los miembros de Hamás irrumpieron en paracaídas y llevaron a cabo una matanza de civiles sin precedentes, con más de 1000 víctimas y una serie de secuestros y extorsiones.

Al final del día, y según los datos difundidos por las fuentes oficiales del gobierno israelí, al menos 1200 ciudadanos del Estado israelí fallecieron durante el ataque, mientras que aproximadamente 240 fueron tomados como rehenes por el grupo islamista. En la actualidad, se cree que 129 siguen cautivos y más de 30 murieron dentro de la Franja.

“El ataque era un paso necesario y una respuesta normal para hacer frente a todas las conspiraciones israelíes contra el pueblo palestino”, explicaron desde Hamas en un reporte publicado dos meses después.

Este suceso desencadenó la actual guerra de Israel contra Hamás que aún continúa dándose principalmente en la Franja de Gaza. A partir de ese momento, el Ejército israelí Israel lanzó bombardeos casi diarios sobre varias zonas de Gaza, especialmente sobre Rafah, en donde se refugiaron más de la mitad de los 2,3 millones de habitantes de Gaza ante los combates en otros lugares del asediado territorio.

Según los funcionarios de salud de Gaza, la guerra ya provocó la muerte de más de 34.000 palestinos, entre los que hay por lo menos 469 que murieron a manos de soldados israelíes en Cisjordania. Además, aproximadamente un 80% de la población huyó de sus hogares a otras partes del territorio, ya que los ataque devastaron las dos ciudades más grandes de Gaza y dejaron una destrucción generalizada en toda la región.

TAGS Israel Hamas