Santiago del Estero, Martes 25
Junio de 2024
X
Regionales

Empresarios salteños cerraron el primer cuatrimestre de forma negativa

Las caídas en las ventas y el aumentos de los servicios públicos complicaron a los distintos sectores.En la construcción, el parate de la obra pública por parte de Nación desestabilizó a las empresas locales.

12/05/2024

El primer cuatrimestre del año fue complejo para los distintos sectores productivos. Los primeros meses fueron afectados por las bajas en las ventas por culpa de los descontrolados incrementos que tuvieron los bienes. A partir de marzo, la suba de los servicios públicos de luz, agua y gas también los complicó. Durante esos meses, los bolsillos de los salteños se vieron fuertemente afectados, ya que perdieron por goleada contra la inflación, lo que provocó una importante pérdida del poder adquisitivo.

De acuerdo al diario El Tribuno de Salta, la visión de los empresarios salteños sobre el primer cuatrimestre fue muy desfavorable producto de la desaceleración económica y los aumentos de precios. Se espera que la implementación de cuotas sin interés y los créditos puedan impulsar el consumo. Gustavo Herrera, presidente de la Cámara de Comercio, expresó que en el primer cuatrimestre se vivió esta desaceleración de la economía "tan brusca" que empezó en enero y continuó hasta abril.

"Realmente los índices que tenemos fueron que en enero fue la baja más importante y que venimos en este cuatrimestre acumulando entre el 20 y el 30 por ciento. El primer gran problema fue el dólar, que cuando comenzó a aumentar en diciembre la fábrica no sabía qué iba a pasar, entonces subió demasiado. Enero fue el mes en el que más caro estuvo todo. Después empezó a acomodarse y cuando el dólar estuvo más o menos quieto vino el aumento de los servicios y el alquiler. Este cuatrimestre ha sido bastante complejo para el comercio minorista", expresó el empresario.

Herrera destacó que con la aparición de las cuotas sin interés en abril empezó una ligera suba de la venta. Sin embargo, para el presidente de la cámara, es gran problema es el "ánimo de la gente".

"La gente generalmente quiere tener esperanza y aparecen una serie de datos que complejiza esta situación. El comercio tiene muchas expectativas de que esto mejore. Lo que nosotros queremos ver primero que se establecen los precios, que haya precios de referencia y después estamos trabajando con el gobierno provincial y con los bancos para que aparezca un crédito, para que aparezca el crédito. Es fundamental que haya crédito para que se pueda comprar mercadería, vender y trabajar en este sentido para estabilizar los precios", sentenció.

Preocupación industrial
Eduardo Gómez Naar, presidente de la Unión Industrial de Salta (UIS), en diálogo con Radio Salta expresó que gran parte de la industrial está preocupada por los costos de la energía, del gas. Aseguró que hay un "reacomodamiento de precios", y por ahí algunos que están un poco excesivos y eso genera preocupación.

"Yo creo que estamos viviendo en todo el país un momento crítico, creo que estamos en un ajuste importante, que también yo creo que si miramos años anteriores, venimos con una crisis, con una pobreza altísima en el país del 50%, que nos dice, acá no estamos por buen camino. Entonces, hoy estoy viendo cambios fuertes a nivel nacional, que creo y tengo esperanzas de que sean positivos. Se está hablando de la baja de impuestos, se está hablando de RIGI, se está hablando de la ley laboral, o sea, hay muchas cosas que ojalá salgan para bien y cambie el país. Yo creo que estamos en un momento crítico todavía", expresó.

Construcción, golpeada
Juan Carlos Segura, presidente de la Cámara de la Construcción, expresó que el balance de este primer cuatrimestre "es muy malo". "Aun no hemos podido solucionar el problema de las viviendas sociales que se encuentran paradas. Tenemos sin ejecutar 2.300 casas, rutas paradas, escuelas paradas, es una pena, por que no se beneficia nadie con esto. El gobierno nacional quiere hacernos creer que es la mejor solución, pero se sigue equivocando", expresó.

El empresario destacó que por ahora la parte privada viene "medio" y no cree que pueda asumir más de un 30% del personal que ha dejado la obra pública.