Locales #TalentoEn2Minutos

Matías, el bailarín que fundó la primera escuela de danzas urbanas en la provincia

Radicada en una provincia tradicionalista marcada por el folklore; la escuela se volvió en el escenario de descubrimiento de talentos en el hip hop, creando lazos de compañerismo, sin dejar de ser un espacio de formación profesional.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
12/06/2017 -

Si hablamos de danzas en Santiago del Estero probablemente sea el folklore lo primero que se nos venga a la cabeza; sin embargo, en los últimos años comenzó a tomar mayor reconocimiento un tipo de danza que ya existía pero no estaba tan bajo la lupa y hoy no sólo que aparece en todos lados, sino que además esta al alcance de todos: las danzas urbanas.

Matias Mendoza es profesor de hip hop y fue el primero en inaugurar su estudio de danzas urbanas en Santiago del Estero, el cual ofrece actividades a nivel escuela y talleres optativos. El género principal es el hip hop y de ahí surgen sus derivados: femme style, breaking y danzas recreativas para adultos y para adultos mayores. Todas las actividades están divididas por niveles, pero de todos modos, la finalidad del estudio es la participación inclusiva.



   ⇒ María, la joven amante de la costura que emprendió su marca de ropa vintage


Como meta, Matías reconoce al menos cuatro puntos fundamentales:


  • difundir las danzas urbanas en la provincia;
  • procurar el crecimiento profesional en los estilos del hip hop,
  • favorecer la práctica como beneficio corporal, mental y espiritual 
  • enseñar principios humanos y calores de solidaridad, compañerismo y superación.



Girl power: el femme style

El concepto hace referencia al estilo femenino del hip hop; en el que se destacan los rasgos femeninos de la danza y el cual muchas veces implica usar tacos altos. En el estudio de Matias, la encargada del estilo es Vanesa Simón, una santiagueña que con su corta edad ya cuenta con una amplia trayectoria en el mundo del baile, y no sólo lo aplica con “sus chicas” sino que también lo explota en sus presentaciones artísticas en eventos particulares.

Comenzó a bailar a los 10 años y como la mayoría en la provincia, con el folklore. Pasó también por el árabe, la salsa y demás ritmos latinos hasta que conoció el hip hop de la mano de Matias. Años más tarde participaría en el reality Soñando por Bailar, con la ilusión de llegar al piso del Bailando por un Sueño. Con sólo 22 años, el destino de Vanesa no la hizo ganar, pero conoció mucha gente que le abrió las puertas y las posibilidades de viajar y trabajar en otros países.

Vivió y trabajó de la danza en Perú, regresó al país y en Buenos Aires se especializó en las danzas urbanas. Fue una de las “Boquitas” y formó parte de un reconocido equipo de producción de eventos. Mucha gira por el mundo, pero era el momento de volver al pago y rencontrarse con su familia y con sus amigos.

Una vez en Santiago, en una de esas charlas con amigos, surgió la idea de dar clases en el estudio de Matias, pero su espíritu viajero plantó la duda en el profesor, y entre risas, recuerda la anécdota: “No sé si darte un espacio, porque te vas a ir vos!...”.

"Vivo de esto porque es lo que he elegido, quizás no sea la mejor bailarina ni la mejor en lo que hago , pero es lo que me gusta”, sostiene Vane al hablar de la difícil tarea de mantenerse en el campo laboral de todo el que se dedica a la danza. Es la única que dicta el estilo femenino en la provincia, y aunque al principio su grupo era reducido, con el tiempo tomó fuerza y ahora el equipo creció, se perfeccionó y continúa evolucionando.

“Se esta abriendo la cabeza en el sentido de aceptar que lo artístico queda bien en cualquier ambito y enriquece la presentación de una empresa, marca, o cualquier evento en particular y eso antes en Santiago no pasaba”, finaliza.


Aprendamos un poco más: Workshops

Se trata de las capacitaciones preprogramadas en donde profesionales de cada estilo visitan la provincia para dictar clases especializadas. En sus tres años de antigüedad, el Estudio fue sede de muchos encuentros en los estilos de hip hop, reggaetón, graffiti y otros géneros urbanos.

En esta oportunidad tuvimos la suerte de conocer a Boris Jaeggi, cordobés disertante de vogue y wocking, dos estilos de hip hop que nacieron en los 70' en los suburbios de Nueva York y Los Ángeles; en una época histórica llena de cambios, donde lo socialmente reprimido salía a la luz bajo los reflectores de boliches.

Boris tiene una amplia trayectoria como bailarín. Formó su propia Crew en Córdoba con la que viaja y participa en certámenes internacionales por todo el mundo. Además, también cuenta con su propia academia de danzas en su provincia.