Regionales Ataque

Asesinan a tiros al papá de un nene que se ahogó en una colonia de vacaciones

Santa Fe. Gastón Gallardo fue acribillado frente a su casa. En diciembre su hijito había muerto en una pileta por lo que hay tres imputados. Analizan posible vínculos entre las muertes.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
08/02/2019 -

Gastón Gallardo, el padre del nene de 4 años que el pasado 13 de diciembre falleció ahogado en una pileta de la colonia de vacaciones de la Cooperativa Integral Limitada de Villa Gobernador Gálvez, fue asesinado a balazos ayer a la tarde cuando estaba en la puerta de su casa de la vecina localidad. Entrada la noche su abogado, Raúl Superti, dijo desconocer los motivos del ataque y aseguró que ayer a la mañana había estado con su cliente en Fiscalía para saber sobre la continuidad de la causa que por ahora tiene tres imputados. En ese marco, el profesional aseguró que su cliente no le dijo en ningún momento que estuviera amenazado.

Gallardo fue atacado poco después de las 18 de ayer en Avellaneda al 2000 de Villa Gobernador Gálvez por dos hombres desde una moto de 110 centímetros cúbicos, según los primeros informes recabados por la Policía de Investigaciones. Efectuaron al menos seis disparos y tres de ellos perforaron el pecho y el abdomen del hombre que pedía justicia por la muerte de Francesco, su hijo de 4 años ahogado en una pileta de una colonia de vacaciones.

Por el deceso del nene la fiscal Valeria Piazza Iglesias acusó por homicidio culposo en calidad de autores a tres personas que están en libertad. Son Brian M. y Carla P., docentes del grupo, quienes fueron inculpados por no haber cuidado a los menores a su cargo "provocando con su negligencia un resultado equivalente a la acción muerte". Y el guardavidas Mario B., que era el garante de la integridad de los chicos y que "no realizó la vigilancia que debía realizar". 

Marcha y reclamo
En ese marco, el 17 de diciembre pasado los padres de Francesco fueron acompañados por una multitud en una marcha que reclamó justicia. Entonces Gastón y su esposa Edith exigieron en la puerta del Polideportivo de la Cooperativa Integral que se investigue "para que los responsables paguen por lo que pasó con Francesco. No me refiero a cuestiones económicas, me refiero a que las personas que tenían que estar a cargo de mi hijo sientan el peso de la Justicia", explicó Gastón. Y recordó el momento en que lo llamaron desde la colonia. "Voy pensando que era un accidente menor, y cuando llego me dicen «tranquilo papá, lo estamos reanimando, hubo un accidente», y desde ese momento no tengo más capacidad de razonamiento", relató.

"Cuando llegué estaban tratando de reanimarlo, mi nene con la panza hinchada llena de agua y hecho caca, eso quiere decir que estuvo mucho tiempo en el agua, nadie cuidó a Francesco", describió. Y reclamó que no se hayan dado cuenta antes que el pequeño faltaba. "Lo buscaron en todos lados menos donde debieron haberlo buscado que era donde estaba el peligro, en la pileta", exclamó.

"¿Dónde estaba el bañero, la coordinadora, la profesora? Llevé a mi hijo a ese lugar, pagué, pensé que era seguro, que iban a cuidar a mi hijo y me equivoqué, no tengo respuestas", planteó.

Lo cierto es que a casi dos meses de la muerte de Franceso, la familia volvió a ser sacudida por una tragedia con los tiros que silenciaron para siempre a Gastón. "No sabemos por qué ocurrió este crimen. En este momento es sólo especulativo pensar que está vinculado a la muerte del nene, no tenemos evidencias concretas para afirmar eso, pero tampoco podemos dejar de pensar que puede haber algo al respecto", dijo anoche el abogado Raúl Superti en la puerta del Hospital de Emergencias al que habían llevado a Gastón y donde falleció pasadas las 20 de ayer.

Fuente: La Capital de Rosario.
Últimas noticias