Gustavo Trochy Suárez, sinónimo de sacrificio y gol - Diario Panorama
Somos Deporte Fútbol

Gustavo "Trochy" Suárez, sinónimo de sacrificio y gol

En una entrevista a fondo, el ex delantero cuenta cómo vivió su carrera en el fútbol, desde sus inicios en Estudiantes, hasta su retiro en Comercio.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
06/05/2020 -

Gustavo Suárez es uno de los delanteros más reconocidos en el fútbol santiagueño en los últimos años. A fuerza de goles y sacrificio dejó una marca en cada club en donde jugó. Es también uno de los pocos futbolistas que jugaron en los tres grandes de Santiago del Estero y los dos de La Banda.

En una entrevista a fondo con Diario Panorama, Trochy contó detalles de su carrera y algunas anécdotas que reflejan a un hombre simple, que se entregó al fútbol.

"Del otro lado, con la etapa de futbolista atrás, me pongo a pensar y son muchos los clubes y los años en los que jugué. Por ahí no caigo. Es asombroso", fueron las primeras palabras del delantero.

Por su parte, Trochy se refirió al arco que da hacia la calle 203 del barrio Huaico Hondo en el estadio Andrés Vergottini. "Ese arco me trae muchos recuerdos, una nostalgia de mi niñez. En ese arco tanto con la camiseta de Estudiantes y de otros equipos, anoté mucho goles. Me marcó siempre en mi carrera desde los 11 años en inferiores. El 90% de los goles los anoté allí".


Te recomendamos: Gustavo Gómez, uno de los estandartes de la primera época de Olímpico de la Liga Nacional


Para él es especial jugar en ese terreno de juego. "En aquellos años de inferiores practicábamos en la canchita auxiliar y en la principal solo se jugaban dos partidos al mes. Ese sábado que me tocaba era maravilloso. Era el mejor piso de Santiago del Estero".

La familia Suárez es muy recordada en la Casaca Patria, pero ellos también sienten cariño por otros clubes. "Mi familia está identificada con Estudiantes. Mi viejo y mis dos hermanos han sido jugadores del club. Pero hay una particularidad, somos hinchas de todos los clubes de Santiago, porque jugué en todos".

Para Trochy siempre fue especial enfrentar a Mitre. "De chico era el rival a vencer. Hacerle goles era un sueño inalcanzable. En los últimos años de mi hermano, Estudiantes jugó entre cinco o seis finales para ir al Torneo del Interior y la mayoría las perdió con Mitre. Después tuve la suerte de que me conocieran en el club haciéndole goles a Mitre. El primer gol que le hago fue faltando 6 minutos, en ese arco especial".

Gustavo tuvo que pasar momentos duros en su adolescencia, que lo llevaron a dejar el fútbol. "Una lesión me aleja del fútbol cuando era joven. Me dedico a estudiar, pero mi viejo se viene abajo económicamente y tuve que abandonarlos. He pasado la pero época de mi vida", contó.

En tanto, recordó cómo regresó a la actividad. "Un día tocan la puerta de mi casa; era el Capo Noriega y me convence de volver a jugar. En esa primera fecha enfrentamos a Mitre. Empatamos 1-1 y hago el gol, pero como no tenía documento me hacen firmar con el apellido Ledesma. En el diario salió que Ledesma fue la figura".

Suárez recordó algunos duros momentos por los que atravesó. "Por ahí venía y le decía al Cabezón (Tulli): 'hoy no había para comer en casa' y me mandaba a dar una vueltas a la cancha y hacer otros ejercicios. Nunca tuve grandes privilegios, era mate cocido, mate y el guiso, nada más".

"Había una época en la que nos daban buenos premios en partidos importantes. Y una vez, en el tunel, se me acerca Suncho Silva (un compañero) y me decía en el oído: 'Metele Trochy que Danielito no tiene para la leche'. También jugaba por eso. Sabían que era el que tenía que meter los goles", contó.


Te recomendamos: La historia de Piquito FC, el potrero donde surgieron grandes futbolistas


Trochy tiene un aprecio especial por los hinchas del Gaucho, a los que representó en el Torneo Federal B de 2013, siendo el goleador del equipo. "Tengo ordenado de que Central Córdoba es el mas grande de Santiago, por gente y trayectoria. Le sigue Mitre y Güemes. Son los tres más importantes. He tenido la suerte de jugar en los tres, pero si me das a elegir una hinchada, elijo la de Güemes. Ese empujón del hincha me entraba".

Por último, Trochy recordó sus últimos momentos en el fútbol, en Comercio, justamente el clásico rival del club de sus amores, Estudiantes. Llegó al Tripero de la mano de Carlos Acuña, con quien comparte un vínculo especial. "Tenia el mismo pensamiento que tiene Tato. Por ahí el referente no significa el que tiene que jugar todos los domingos. Si yo estaba bien él me ponía y si pensaba que estaba mal, no jugaba. Recuerdo que faltaban dos fechas; si le ganábamos a Sarmiento clasificábamos. Tato decide a último momento sacarme y lo pone a Emanuel Díaz. Él tenía pocos partidos y se le habían roto los botines, así que fui a su casa con tres pares y le di a elegir. 'Vamos que el domingo tienes que hacer los goles', le dije. Son gestos que muchos tuvieron conmigo y yo los tuve con otros. Hay que ser así en la vida también", contó.

Trochy dejó una huella imborrable en todos los clubes en donde jugó. Regaló alegrías y defendió siempre con entrega los colores vestía. Sinónimo de sacrificio y gol.

Dejanos tu comentario
Últimas noticias