Santiago del Estero, Martes 29
Noviembre de 2022
X
Espectaculos

La suma récord que alcanzó el Ford Escort de la Princesa Diana en una subasta

El Ford Escort RS Turbo Serie 1 que condujo la princesa Diana, allá por los mediados de los ´80, superó todas las expectativas de venta durante el remate.

28/08/2022

La princesa Diana pudo haber recibido el trato real durante la mayor parte de su vida, pero a veces... quería conducir como una persona normal y el auto en el que lo hizo fue vendido por una fortuna.

La difunta Princesa de Gales fue lo más importante el sábado en el Reino Unido, donde un vehículo que fue conducido por ella en los años 80 llegó a subasta en el circuito de carreras de Silverstone, muy lejos de Londres y fue rematado por 866.000 dólares.

La subasta del Ford Escort RS Turbo, fabricado en 1985, tuvo lugar en Silverstone Auctions, en el centro de Inglaterra. Con matrícula C462FHK y solo 40.000 km recorridos, fue adquirido por un habitante del condado de Cheshire, a unos 15 kilómetros de Manchester. Su identidad no fue revelada.

La Princesa Diana manejando su auto La Princesa Diana manejando su auto

El vehículo tenía un precio de salida de 100.000 libras y la oferta final fue de 650.000 libras, a lo que hubo que añadir los gastos y el IVA. La venta se resolvió tras una acalorada puja entre postores de Dubai, Estados Unidos y Gran Bretaña.

Los informes dicen que esto se desarrolló como un juego deportivo, con una gran multitud animando a los postores.


Te recomendamos: Kristen Stewart: "Cuando pienso en la princesa Diana, pienso en alguien que está huyendo"


El coche, de color negro y con una franja azul, fue conducido por la princesa entre 1985 y 1988, ya que prefería tener su propio vehículo en lugar de usar los majestuosos Rolls-Royce y Daimler de la familia real, según la descripción del lote.

En el auto viajó también, entre otras personas, el príncipe Guillermo, número dos en el orden de sucesión al trono tras su padre, Carlos.

Según la casa de subastas, el vehículo fue fabricado por Ford obedeciendo a los deseos específicos de Diana y se cree que es la única versión pintada de negro de este modelo. Diana fue fotografiada con el coche fuera de las tiendas boutique de Chelsea y en Kensington.