Santiago del Estero, Lunes 04
Marzo de 2024
X
Regionales

Chaco elige gobernador: el “plan platita” oficial y posible balotaje

Jorge Capitanich busca la reelección y radical Leandro Zdero dar el batacazo, pero se espera un resultado ajustado. Patricia Bullrich viaja a la provincia.

17/09/2023

Chaco tiene la particularidad de que puede ser la anteúltima o la última provincia en elegir gobernador antes de las elecciones presidenciales, dependiendo de lo que suceda en las próximas horas. Los chaqueños votarán este domingo a su nuevo mandatario, pero se esperaba en la previa un resultado ajustado, y, por lo tanto, un posible balotaje. Juntos por el Cambio (JxC) llega envalentonado con la esperanza de sumar otro gobernador y tampoco era un escenario imposible.

En junio, en unas PASO marcadas por el crimen de Cecilia Sztrzyzowski, la coalición opositora sacó el 42% de los votos y el radical Leandro Zdero fue el más votado de la interna. Jorge Capitanich, uno de los mandatarios más cercanos a Cristina Kirchner, logró el 37%, pero desde entonces movió el aparato.


Te recomendamos: Zdero tras el triunfo en las PASO de Chaco: “El caso Strzyzowski expone lo que sufrimos a diario”


En las últimas horas, terminó de ejecutar lo que la oposición denuncia como un nuevo “plan platita” y llega a la elección con la esperanza de dar vuelta el resultado. Entre otras medidas, este mismo viernes, dos días antes de la votación, el Gobierno provincial le pagó a los empleados estatales un adelanto del incremento del 12% de la pauta salarial que estaba previsto para octubre.

Chaco es de las pocas provincias del país que tienen balotaje con un sistema idéntico al que rige a nivel nacional. La elección se gana si el candidato más votado obtiene el 45% de los votos o el 40% y una distancia superior o igual a 10 puntos porcentuales respecto del segundo. Caso contrario, hay segunda vuelta entre el primero y su seguidor inmediato. La definición entre los dos candidatos más votados será el 8 de octubre, es decir, dos semanas antes de la elección presidencial.

Patricia Bullrich llevará la “Patoneta” o el “Patomóvil”, con el que este viernes inició su gira “Vamos por Argentina”, la provincia el domingo. Algunos sugieren que el motorhome irá por su cuenta y se encontrará con la candidata allá. Bajo el discurso de “terminar con el kirchnerismo de verdad y para siempre”, busca recuperar la “mística” y la bandera del “cambio”, que Javier Milei amenaza con llevarse.


Te recomendamos: "Soy la máxima autoridad": Capitanich intentó levantar un corte de ruta y se enfrentó a manifestantes


Un triunfo en Chaco, ante un Capitanich con vínculo claro con el kirchnerismo y frente al aparato estatal como épica, es tentador en el marco de esa estrategia, sobre todo si se diera en balotaje y a días de las elecciones nacionales. Se trata de potenciales efectos simbólicos y no de votos, la provincia representa el 2,8% del padrón electoral del país. En las PASO nacionales, el más votado fue Massa con el 34%, seguido por Milei con el 28% y JxC tercero con el 26%.

Este domingo, la candidata presidencial no será la única presencia de peso nacional. Habrá otros dos dirigentes que dejarán una señal interna para el radicalismo. Al igual que en el cierre de campaña, Zdero estará acompañado por el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, y por el flamante gobernador electo de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, que Bullrich ya sumó a su campaña.

Valdés y Pullaro son probables figuras de una próxima renovación de liderazgos radicales, además de mandatarios de dos de las provincias que limitan con Chaco. El partido hoy está presidio por el jujeño Gerardo Morales, que perdió la interna nacional acompañando en la fórmula a Horacio Rodríguez Larreta. Morales, indicaron en su entorno, no viajará este domingo.

En caso de que los resultados de esta noche se den como se esperaba, y ni Capitanich y ni Zdero logren los votos suficientes para evitar el balotaje, entonces habría que revisar el resultado del resto de las fuerzas.

En las PASO locales de junio, el tercer candidato más votado, con el 8%, fue el peronista disidente Gustavo Martínez, intendente de Resistencia. Capitanich intentó seducirlo luego de la derrota en las primarias en busca de algún tipo de acuerdo de “unidad” peronista, que Martínez se encargó de rechazar públicamente.

Lo siguió Juan Carlos Bacileff Ivanoff, con el 4%. Fue vicegobernador de Capitanich desde el 2007 al 2013, cuando asumió como gobernador hasta 2015, luego de que el entonces mandatario se sumara al gobierno nacional como jefe de Gabinete de Cristina Kirchner. Pero rompió rápidamente con Capitanich, que en respuesta lo acusó, entre otras cosas, públicamente de “traidor”.

A los libertarios no les fue bien en las PASO. El más votado fue Alfredo “Capi” Rodríguez, que no llegó al 3% de los votos. “Somos la gente de Milei”, dice hoy el candidato en sus redes sociales, donde publica spots de campaña con el mismo discurso y gestos del candidato presidencial.

El equipo de campaña de Milei se encargó de transmitir, una vez más, en las últimas horas, que no tiene ningún candidato en las elecciones que se celebrarán este domingo en Chaco. Pero, en cualquier caso, “Capi” Rodríguez busca subirse a una ola libertaria que no se esperaba cuando fueron las PASO locales. Y la elección podría servir para medir, al menos un poco, si el reciente triunfo de La Libertad Avanza a nivel nacional tiene algún efecto en las provincias.