Espectaculos descago

Susana Giménez habló tras su polémico viaje a Uruguay en cuarentena

La conductora confirmó que se encuentra en La Mary, aseguró que le dieron los permisos, y se refirió a las medidas impuestas por el gobierno de Alberto Fernández.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
27/05/2020 -

Luego de conocerse la noticia de su viaje a Uruguay en pleno aislamiento social, preventivo y obligatorio, y causar una revolución en las redes sociales, Susana Giménez confirmó en diálogo con TN que se encuentra en el país hermano, donde hace años tiene su chacra, La Mary.

Susana Giménez confirmó que cruzó la frontera junto a su hermano Patricio, quien también tiene residencia en la República Oriental del Uruguay. En diálogo con Nicolás Wiñazki, quien le preguntó por qué viajó, la diva de los teléfonos respondió: "Pedí permiso como residencia porque tengo casas acá, entonces me la dieron porque tengo personal que pagar, tengo animales y estaba muy preocupada".


Te recomendamos: El motivo por el que Susana Giménez devolvió la perrita que había adoptado


"Después de 65 días encerrada en mi casa sola, tenía derecho a venir acá. Y pedí permiso, no es que te subís a un avión y listo. Llené más papeles que si hubiera ido a Rusia durante el comunismo. Cuando llegás también, te toman la fiebre y todo eso, y me parece perfecto", explicó la conductora en TN Central frente a la lluvia de mensajes que comenzaron a leerse en las redes y que recordaron al escandaloso viaje de Marcelo Tinelli a Esquel horas antes de que rigiera el confinamiento.

"Ahora estoy en cuarentena en mi casa con mis perros, feliz. Catorce días tengo que estar sin salir de acá. Estoy con todos. Me vine con mi hermano (Patricio) porque Mercedes (Sarrabayrouse) no podía acompañarme porque tenía cosas que hacer. Estoy acá feliz", detalló.

Al preguntarle cómo estaba atravesando la pandemia, dijo: "Yo soy muy solitaria. nunca me aburro, pero que mis perros no me reconozcan... cuando llegué dos no me dieron pelota y casi me muero del corazón. Tenía que traer a Rita porque me estaba destrozando la casa. Tengo personal acá, tengo jardinero, casero, la gente tiene que cobrar. Aparte, Niquito, vos me conocés, yo me sé cuidar sola y sé muy bien lo que tengo que hacer", señaló.

Cuando le preguntaron si estaba de acuerdo con la cuarentena, Susana dijo: "Sí, al principio estaba de acuerdo pero 65 días me parece que ya está. Aparte lo peor es que tengo miedo que digan que va a haber 15 días más. Ahora agarraron las villas y ese es el drama, tendrían que haber cerrado todo porque se sabía que ahí iba a explotar todo". Aunque remarcó: "Cuando vi los primeros casos en las villas, lo de Ramona (Medina), dije 'ay que las cierren por favor', pero también es cierto que hay gente que trabaja y que tiene que comer. Es una cadena, tienen que salir, ellos no se van a quedar porque es una cuestión de supervivencia. Es bastante entendible. Y sé que están haciendo cosas, entregando comida... Pero, ¿cómo no van a tener agua? Estamos en el siglo XXI", señaló.


Te recomendamos: Susana Giménez rompió el silencio sobre el escándalo de Lucía Celasco en Punta del Este


Además, reflexionó: "Este es un año espantoso", sintetizó para enumerar las causas de la pandemia. "He leído cosas como que esta epidemia estaba anunciada, por católicos, por la biblia, por una vidente colombiana", dijo.

La diva se mostró molesta al escuchar que el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, dijo que aislarán los edificios y countries donde se detecten brotes de coronavirus. "¿Los presos van a estar en la calle y nosotros vamos a estar presos? ¡Estamos todos locos! Aparte eso a la gente la asusta, sobre todo a la gente más débil". Susana, agregó que si bien ella sigue al pie de la letra las medidas de prevención que pidió el gobierno, hay gente que no lo hace.

"¿Temés que el gobierno se esté enamorando de la cuarentena y que sea, de alguna manera, una forma de impulsar cosas, quizás, sin lograr tanto consenso?", preguntó la periodista Carolina Amoroso. A lo que Susana contestó: "Bueno, es un poco lo que quiso decir antes. Como no saben bien qué hacer, dicen 'bueno, los dejamos encerrados así no se contagian', y es verdad, pero hay barrios en los que no pueden estar encerrados porque entiendo perfectamente que un tipo que vive con sus ocho hijos en un cuarto, no puede tenerlos así. Es imposible que no salgan a tomar aire. La gente está harta. No hay una persona que diga lo contrario", planteó.

Respecto a cómo ve a la Argentina una vez que termine la pandemia, dijo: "Como dicen los periodistas todos los días, vamos a estar en default, re contra caídos. Tenemos que dar trabajo, no dádivas. Hay que inculcarles el trabajo, lo que nos inculcaron nuestros padres y abuelos".

"Soy una persona positiva y eso me protege de muchas cosas. Lo que me hace mal me lo saco enseguida de la cabeza. No soy de llorar, soy fuerte. Me hice sola desde los 18 años. Tuve miles de problemas pero siempre trato de... nada, es la vida. Si te entregás, sonamos", dijo la diva.

Consultada sobre las palabras del presidente, quien dijo que "la cuarentena va a durar lo que tenga que durar", Giménez exclamó: "Llega un momento donde si hay que preocuparse. Va a llegar a ser una setentena. Solo ruego que pronto encuentren algo", concluyó.

Últimas noticias