Policiales ¡Héroes!

Policías le salvaron la vida a una nena de 2 años en el cumpleaños de su prima

Un comisario y un oficial actuaron rápidamente luego de que la niña se descompusiera en una vivienda del barrio Salta Prolongación en La Banda.

COMPARTI ESTA NOTICIA EN
11/08/2019 -

Un comisario y un oficial de policía evitaron que una niña de 2 años muriera por una convulsión febril, luego de haberse descompensado en la fiesta de cumpleaños de una prima cuando se hallaba en los brazos de su madre, en una vivienda del barrio Salta Prolongación de la ciudad de La Banda.

Momentos de gran tensión y elevados niveles de desesperación contrastaron con el temple del Jefe de la Comisaría Comunitaria Nº12 y de un oficial de servicio cuando tuvieron que actuar presurosos ante los pedidos de ayuda de un hombre que llegó a la sede policial con su sobrina en brazos.

Ante la urgencia del caso, obraron con profesionalismo y la trasladaron en un vehículo al CIS Banda, lo que evitó que la menor perdiera la vida.



De acuerdo con las fuentes policiales, Nahiara Abigail Carabajal, de 2 años y 9 meses, estaba en su casa con su madre y familiares celebrando el cumpleaños de una prima.

Según los testimonios, de repente su madre, Norma Villalba (25), quien la tenía en brazos, notó que la niña temblaba para posteriormente descompensarse y dejar de respirar. De pronto, la celebración familiar se tornó en locura y en pocos segundos todo se volvió desesperación, gritos y caos, a tal punto que los concurrentes a la fiesta pensaron que se había atragantado con un caramelo e intentaron reanimarla, sin éxito.



Uno de los tíos de Nahiara y su abuela acudieron a la Comisaría 12, donde fueron recibidos por el jefe de la dependencia, el Comisario Chaparro, y le contaron lo que presumían. El policía le practicó la compresión abdominal, tal y como lo indica la maniobra de Heimlich, acompañando con palmadas en la espalda y pecho para desobstruir las vías respiratorias y reestablecer el suministro de oxígeno a los pulmones.

Sin embargo la niña no reaccionaba, tampoco respiraba y la actividad cardíaca era tenue por lo que era determinante su traslado a un centro de salud, pero el móvil que realizaba recorrido de prevención tardaría en llegar. Por ello mismo, el oficial subinspector Nery Vera y su jefe cargaron a la pequeña en el automóvil del primero y se dirigieron al CIS Banda.



Durante los eternos 10 minutos que separan la comisaría del barrio Mishky Mayu y el centro asistencial, los trabajos de reanimación no cesaron nunca y los especialistas del hospital recibieron a la niña con signos vitales en franca recuperación, mejorando las pulsaciones y la respiración, y una vez en la sala de urgencias la estabilizaron y le diagnosticaron una convulsión febril.

La preparación y el profesionalismo de los policías fueron vitales al momento de saber cómo actuar ante situaciones en las que las emociones se entremezclan con el proceder policial y la necesidad por reservar la vida: “Miraba a Nahiara y me recordaba a mi ahijado”, habría mencionado el oficial Vera entre sus pares.



Norma Graciela Villalba, abuela de la pequeña dijo: “No tengo palabras para agradecerle a estos policías por todo lo que hicieron y con el desinterés que han trabajado”, al tiempo que la madre de Nahiara, expresó: “No imagino que hubiera sido de mi hija si los policías no hubieran actuado como lo hicieron”.

Por último, se supo que la pequeña quedaría en observación en el nosocomio bandeño para monitorear su evolución y descartar toda complicación, mientras que los policías que intervinieron en el caso habrían regresado a la dependencia a continuar con sus tareas habituales.


Dejanos tu comentario
Últimas noticias