Sábado 16
Enero de 2021
X
Espectaculos

MasterChef: volvió Germán Martitegui y Rocío Marengo lo acusó de tener favoritos

Algunos dijeron que lo extrañaban, otros que el programa no era el mismo sin él. Dos afirmaciones tan poco creíbles como incomprobables. Germán Martitegui, el jurado más polémico de MasterChef Celebrity, recuperó su lugar en tiempos de repechaje, luego de recuperarse del Covid-19.

25/11/2020

Si bien Dolli Irigoyen hizo muy bien su papel de villana durante el reemplazo de su compañero, acidez como la de Martitegui no hay. Con aplausos más o menos sinceros, los seis aspirantes a volver al programa recibieron al jurado. "Lo extrañamos un montón", disparó Rocío Marengo con ganas de sumar porotos, mientras Roberto Moldavsky reflexionó: "¿Cómo volvió Germán? Es la pregunta que nos hacemos nosotros y la que se hacen también todos en sus casas. ¿Más dócil? ¿Más tranquilo?". No había transcurrido ni la mitad del programa cuando pudo verse que era todo lo contrario: había vuelto peor que nunca.


Te recomendamos: Rocío Marengo usó el reglamento para perjudicar a Sofía Pachano


Además de Nacho Sureda -que parece haber heredado el estigma de Fede Bal para "el cachetazo"-, quien peor la pasó con Martitegui fue Rocío Marengo. A la hora de la devolución de su plato, una lengua de cordero con salsa criolla y puré de batata, el jurado fue implacable: "Te pido que no me grites", la frenó de entrada mientras ella trataba de explicarle la complejidad de un plato para nada complejo. "Me parece que usted vino medio sensible", le contestó la mediática. El clima comenzaba a enrarecerse.

"Empezás a describir tantos ingredientes, que es imposible que aparezcan en el plato. Un poco menos, con un poco más de atención, haría que todo quede un poco más sabroso". Y aunque el consejo fue medido, y bastante centrado, Marengo se lo tomó personal: "¿Usted a mí me quiere?", le preguntó para luego aclarar: "Porque yo noto que tiene preferencia por algunos compañeros, favoritismos". "Para nada", la cortó en seco Germán, pero se notó que el comentario no le cayó nada bien. Si vuelve a la competencia, lo cual parece bastante probable, los cortocircuitos amenazan con convertirse en moneda corriente. "Yo volví a jugar a pleno", había avisado Rocío. Y tenía razón.