Miércoles 20
Enero de 2021
X
Somos Deporte

Diego y el mejor calentamiento de la historia

El video de Maradona entrando en calor en un partido del Napoli de Italia ante el Bayern Munich en Alemania por la Copa UEFA llena de nostalgia a los amantes del fútbol.

25/11/2020

El 19 de abril de 1989, el Napoli se jugaba uno de los partidos más importantes de su historia: visitaba al Bayern Munich en el estadio Olímpico de Munich, Alemania por la revancha de la semifinal de la Copa UEFA. En la ida, en el San Paolo, el local había ganado 2 a 0 con goles de Careca y Carnevale. La diferencia era buena pero no definitiva y había que cerrar la serie de visitante para que el conjunto napolitano pudiera alcanzar una final europea por primera vez en toda su historia.


Te recomendamos: Conmoción y tristeza en las redes por la muerte de Diego Maradona


Como era habitual por aquella época, los equipos realizaban la entrada en calor dentro del campo de juego. Diego Maradona, el líder del Napoli y considerado en esos años sin discusión el mejor futbolista del mundo, pisó el césped con los cordones desatados de sus botines. Confiado, optimista de cara al partido que se venía contra los alemanes que lo conocían muy bien de México 86, bailoteó, se divirtió y se la pasó haciendo jueguitos y piruetas con la pelota para el deleite de aquellos espectadores que lo observaban entre deslumbrados y asustados por lo que se venía...


Te recomendamos: La carrera de Maradona, el mejor de todos los tiempos


Lo increíble es que esa imagen de Diego jugando con la pelota quedó inmortalizada como un video clip... Justo mientras él bailaba, en el Olímpico sonaba de fondo el tema "Live is life" del grupo Opus, famosa canción creada en 1984 y que había llegado al puesto N°1 de los charts europeos. "Es el video preferido de mi nieto Benjamín", había contado Maradona el año pasado en referencia al hijo que tuvo su hija Gianinna con el Kun Agüero.


Te recomendamos: Conmoción mundial: Murió Diego Armando Maradona a los 60 años


Luego, ya en el partido, los que bailaron al compás de Diego fueron los del Bayern. El partido finalizó 2-2 (doblete de Careca) y el Napoli alcanzó la final, donde luego derrotaría al Stuttgart en partidos de ida y vuelta para coronarse campeón y así alzar el único trofeo internacional que luce en las vitrinas del club del Sur de Italia.